Por Inteligencia Turística hacemos referencia a la utilización de los análisis de datos globales y actualizados al proceso de toma de decisiones en el sector del turismo. Gracias a la utilización de esta información en tiempo real reducimos el margen de error en nuestras futuras iniciativas pudiendo prever futuros desenlaces.

La Inteligencia Turística por tanto es la aplicación directa del Big Data, una tecnología que ya desde hace años está teniendo una gran repercusión en las compañías.

Las empresas turísticas disponen día a día de una inmensa cantidad de datos a través de múltiples canales, pudiendo ahora gracias a esta tecnología aprovecharse de esta información valiosa para dar un mejor servicio a sus clientes, aumentar su satisfacción e incrementar los ingresos de la empresa.

Estos datos nos dan una oportunidad para identificar patrones de demanda del viajero a lo largo de todo su proceso de compra, pudiendo adaptarse de esta forma el propio destino.

Gracias a este tipo de herramientas podemos entender el tráfico de turistas y comprender a su vez la cantidad y la calidad de la demanda. Ahora podemos conocer sus pautas de comportamiento digital y a través de estos datos decidir las posteriores estrategias.

La capacidad de medición del Big Data puede ser fundamental para los destinos y para todos los negocios que forman parte de él. Así, cualquier punto de interacción con el viajero puede ser un punto de recogida de datos de satisfacción de nuestros clientes.

El éxito en la gestión de un destino depende en gran parte de la gestión de la información, ya que la calidad del proceso de toma de decisiones se encuentra condicionado por la calidad de la información que tenemos. Frecuentemente, no se toma una decisión adecuada por carecer de datos adecuados, o por la dificultad de analizarlos a tiempo.

Para un destino, la cuestión ya no es sólo de disponer de información de valor sobre el entorno, sino disponer de la misma antes que sus potenciales competidores.

Por tanto para competir con otros destinos tenemos la necesidad de diferenciarnos, apoyándonos en el análisis ad hoc de la información para generar conocimiento y crear ventajas competitivas y nuevas oportunidades.

Conociendo el Customer Journey de nuestro huésped podremos personalizar nuestro trato y servicio, fidelizándole y acompañándole desde el momento en que decide viajar, su método de transporte, alojamiento y recomendando servicios/lugares en el destino.

Hay que tener en cuenta que el comportamiento de los viajeros está cambiando, más aún tras el impacto del COVID-19 que ha afectado en gran medida al sector turístico. Tenemos por un lado a los viajeros de negocios y a los vacacionales, o por ejemplo el de las familias, parejas o personas que viajan solas que son diferentes perfiles. Además tenemos dos grandes grupos a tener en cuenta: los resilientes (viajeros que están activamente buscando para poder viajar tan pronto como les sea posible) y los conservadores (que están inseguros y se les tendrá que volver a ganar la confianza para conseguir que tengan ganas de viajar).

¿Estás interesado en aplicar esta tecnología en tu negocio? Contacta con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Instituciones que han confiado en nosotros

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Aviso Legal y Política de Privacidad
Curie Platform es una marca registrada por Itop © 2021