¿Por qué es importante el CRM para el sector turístico?

 

Ha pasado ya más de un año desde que se inició la pandemia del COVID-19 y todavía en el turismo, al igual que en muchos otros sectores, se sigue viviendo una situación delicada y de mucha incertidumbre.

Para recuperarse poco a poco y sacar adelante el sector, ante tantos cambios e incertidumbre, se necesitan de soluciones que ayuden al sector turístico a poder adaptarse y ser más flexibles, a seguir siendo competitivos y afrontar esta nueva etapa que nos toca a todos. Y, por supuesto, las herramientas tecnológicas son una de esas soluciones que requerimos para poder seguir adelante.

¿Cuáles son esas herramientas tecnológicas a las que hacemos referencia?

Algunas de estas soluciones o herramientas tecnológicas son el ERP, los Sistemas de BA, el ECM, las Apps... pero en este artículo hablaremos de una de las más imprescindibles: el CRM.

¿Qué es un CRM?

Los Sistemas de Gestión de las Relaciones con Clientes (CRM) son sistemas de gestión similares a un ERP pero centrados en cubrir con aquellos procesos de gestión con los clientes, es decir: marketing, ventas, servicios y postventa. Un programa o software que utilizan muchas empresas para centralizar en una única base de datos todas las interacciones entre ellas y sus clientes.

Es decir, estamos hablando de que las empresas van a poder recopilar toda la información de tal forma que puedan mejorar la gestión de las relaciones con sus clientes, cubrir sus necesidades y tomar las mejores decisiones con la finalidad siempre de mejorar la satisfacción del cliente.

¿Cuáles son las ventajas de usar un CRM en el turismo?

En el turismo y en cualquiera de los sectores, una solución como el CRM es clave, no solo por la situación actual del COVID-19, sino porque supone una mejora en todos los sentidos, y en particular en la gestión de los clientes, la comunicación interna y el incremento y optimización de las ventas.

Todo ello sumado a la feroz competencia existente en el ámbito turístico y al aumento de la demanda y de los hábitos de consumo digitales por parte de los usuarios, lo cual obliga a que las empresas turísticas apuesten todavía más por la transformación digital o digitalización.

En este sentido, los CRM tienen aún más relevancia dentro del mundo del turismo, aportando diferentes ventajas como:

  • Mayor agilización de la toma de decisiones en función de la información y los datos registrados.
  • Información centralizada, digitalizada y disponible en cualquier momento y lugar.
  • Una mayor eficiencia y competitividad en el mercado.
  • Impulsa el éxito al aumentar las ventas, acortando el ciclo de venta del cliente y reduciendo así las tareas administrativas, que quitan tiempo a la relación con los clientes.
  • Permite ofrecer una oferta adaptada en el momento de compra y facilita la gestión y el lanzamiento de campañas de marketing turístico personalizadas (gestión de
  • campañas, buyer persona y customer journey, newsletter, leads, contactos, empresas, ofertas, facturas...).
  • Mejora de la gestión y respuesta a las incidencias y reclamaciones de los clientes (mejora del servicio postventa).
  • También mejora la fidelización de los clientes, al disponer de todos los datos e información sobre ellos, lo cual ayuda a conocerlos mejor, tener una mejor comprensión y, por consiguiente, conocer sus necesidades e intereses y ofrecerles un servicio, producto y atención lo más personalizado posible.
  • Posibilidad de integrarse con sistemas de terceros, como SAP Business One (ERP) o un CMS como Prestashop, por poner un ejemplo, que permiten el intercambio de información, siempre teniendo al cliente como núcleo del negocio.

¿Qué puede aportar a las empresas turísticas?

Además de todo lo descrito anteriormente, un CRM para los hoteles y cualquier institución o empresa perteneciente al sector turístico, permite:

  • Una visión de 360º de cada uno de los clientes y, por tanto, una mayor facilidad para añadir nuevas líneas de negocio o producto personalizadas para cada uno de ellos.
  • Disponer de una solución adaptable, que crece junto a la empresa, admitiendo nuevos usuarios, procesos y funciones que vayan más allá de la organización de ventas.
  • Proveer de un mayor alcance entre departamentos y una mejor visibilidad de los datos, al recopilar información relevante de una amplia gama de fuentes tales como múltiples departamentos de una organización o múltiples canales de socios y clientes.
  • Mayor acceso por parte de los empleados a las funciones e información que mejor se adapte a las necesidades de su puesto de trabajo.
  • Provee de herramientas de inteligencia empresarial, informes y análisis.
  • Automatización de los procesos empresariales, estandarización y colaboración en cada paso de los procesos del ciclo de vida del cliente.
  • Recogida de datos e información (conocimiento detallado del cliente, tendencias y hábitos de compra, datos de contacto, sus cuentas en redes sociales…).

Mejora de la experiencia del cliente

Gracias a un sistema como el CRM, y sobre todo en plataformas como la de Curie Platform con su tecnología 'inteligencia de cliente', las empresas turísticas podrán conocer en profundidad a sus clientes, sus necesidades, gustos, preferencias, tendencias, además de poder contar con funcionalidades automatizadas de comunicación y servicio postventa que permiten que los clientes puedan ser atendidos adecuadamente. Y esto es sumamente importante, ya que si los clientes ven que una empresa les conoce y les ofrece lo que están buscando, hay mayores probabilidades de que la prefieran antes que a sus competidores.

¿Te gustaría invertir en un CRM para tu hotel? ¿Necesitas asesoramiento? ¡Nosotros te ayudamos!

CRM, Curie Platform, ordenes de venta, orden de venta, caso práctico, tutorial

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Instituciones que han confiado en nosotros

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Aviso Legal y Política de Privacidad
Curie Platform es una marca registrada por Itop © 2021